This is Our Blog

19 septiembre, 2016
|

Conoce más sobre mantenimiento industrial

Bienvenidos sean a este sitio web. Esta ocasión, hemos preparado una publicación que seguro les agradará, en la que hablaremos sobre el mantenimiento industrial a través de la historia, hasta la actualidad. Recuerden que si requieren el respaldo de expertos en manutención para las industrias, deben acudir con profesionales capacitados para fungir con excelencia, como el personal que opera en Tecnoman.

La historia de un factor de importancia sustancial para las industrias: el mantenimiento.

Desde que la humanidad acogió el proceso industrial como modo de producción y de vivir, muchos cambios han surgido en las formas y maneras en que se desarrolla dicho campo. Desde el siglo XVIII, las preocupaciones por obtener una mayor producción en la industria han sido evidentes, por ello se han buscado e implementado diversos métodos y tecnologías a lo lago de la historia, así como las estrategias sobre cómo mantener los complejos industriales funcionales y por años, evitando su desgaste.

Desde los inicios de la revolución industrial, el proceso de mantenimiento ha sufrido diversos cambios, siendo que en los inicios eran los mismos operarios los encargados de reparar las máquinas y los equipos. Sin embargo por medio del desarrollo en ciencia e ingeniería, las maquinas aumentaron sus tamaños y funciones, fue ahí donde se empezaron a crear los primeros departamentos de mantenimiento cuyas actividades eran distintas e independientes a las de los operadores, esto en parte a la complejidad que traía consigo alguna falla mecánica.

Con los acontecimientos ocurridos durante el siglo XX, como la primera y segunda guerra mundial, se dieron avances más notables en la carrera industrial. Al ser considerado el concepto de fiabilidad, los departamentos de mantenimiento ampliaron sus tareas y por tanto su especialización, de modo que no solo se encargaban de reparar las fallas producidas en los equipos, sino que también tenían la tarea de prevenirlas. Esto con el objetivo de evitar las pérdidas producidas por las fallas mecánicas, con lo que las figuras y roles dentro de los departamentos de mantenimiento industrial, fueron creciendo en diversos departamentos.

El mantenimiento entonces adquirió caracteres de especialización con los que ha pretendido cumplir los objetivos de rentabilidad, seguridad y calidad. Con ello se han incrementado los costos dentro de las industrias ya que se espera tengan rendimiento en la producción, que envuelta en los mercados actuales, altamente competitivos, no se pueden permitir fallas en los equipos de ningún tipo.

Los costes del mantenimiento por lo general suelen estar incluidos dentro de los presupuestos de las industrias, y eso debe continuar así en un mercado en el que la renovación es la moneda de cambio, en el que la necesidad de renovarse y la velocidad con que eso se hace, determinan el avance de las industrias.

Al principio el mantenimiento se presentó como un coste demasiado alto puesto que las compañías tenían que invertir en ello muchos recursos, y en variadas ocasiones el valor de la producción era mucho menor a lo que se invertía. Más, este no dejaba de ser necesario para mantener en alto la competitividad de las empresas.

En los años 80 se introdujeron de nuevo las antiguas ideas de que los operadores debían ser a la vez los encargados del mantenimiento de los equipos. Con ello aconteció el mantenimiento productivo total, es decir, una manutención en el que los departamentos se redujeron. No obstante, es necesario tener a personal específico para las diversas tareas que encierra la producción.

Aunque estos modelos encontrarían su fracaso más adelante, el hecho permitió que surgieran diversas empresas de mantenimiento industrial (como nuestra firma, Tecnoman, alta tecnología en mantenimiento, limpieza y jardinería) que proporcionaban sus servicios a otras empresas más grandes. De esta manera nació el concepto de “cliente interno”. Además, dichas empresas se convirtieron también en proveedoras de la producción. Estos tipos de casos se dan a notar más en situaciones singulares, por ejemplo, el caso de escuelas, hospitales y otras instituciones públicas, en la que los proveedores de mantenimiento desenvuelven sus funciones fuera de las industrias del capital privado.

El mantenimiento industrial se desarrolla también como un método para la prevención de accidentes y lesiones dentro de las empresas, ya que un estado decadente en las maquinas puede derivar en colisiones que se traducirán a la vez en pérdidas importantes tanto de recursos materiales como humanos. Es por ello que actualmente los campos de producción y mantenimiento están estrechamente entrelazados y dentro de las líneas jerárquicas de las empresas se mantienen a un nivel estable.

La manutención actual para las industrias se divide en varios rubros cuyos objetivos generales son compartidos por casi todas las empresas: reducir y evitar las fallas sobre los equipos y en su caso tener una pronta solución para cualquier anomalía que puede presentarse; en el caso de tener alguna falla notable se debe de eliminar o disminuir; evitar detener las maquinas innecesariamente a menos de ser absolutamente necesario.

Evitar accidentes es una de las prioridades del mantenimiento, tanto accidentes mecánicos como del personal que opera las maquinarias; conservar los bienes de producción y mantenerlos a buen ritmo; balancear los costes tanto de la inversión, como del mantenimiento y que sean equiparables a las ganancias obtenidas; ampliar la vida útil de las máquinas y de los bienes de  producción.

Esperamos que esta publicación haya sido amena para los lectores, por ahora debemos concluir y despedirnos esperando su pronta visita para que conozcan más sobre nosotros Tecnoman, y los servicios que ofrecemos. Gracias por habernos visitado, ¡hasta la próxima!


0 Comments


Would you like to share your thoughts?

Would you like to share your thoughts?

Leave a Reply