This is Our Blog

20 junio, 2017
|

¿En qué consiste el mantenimiento de subestaciones eléctricas?

¡Hola, estimados lectores! Bienvenidos a esta nueva entrada del blog de Tecnoman, la empresa donde te ofrecemos la más alta tecnología en cuestiones de mantenimiento industrial. Asimismo, queremos recordar que también contamos con el servicio de mantenimiento de subestaciones eléctricas, el cual es de suma importancia si consideramos que el papel de estas instalaciones es fundamental, pues son las encargadas de mantener los niveles de tensión que son necesarios para poder transmitir y distribuir la electricidad a cada hogar. Y en esta entrada estaremos abordando algunos aspectos del proceso, así como los pasos más relevantes, para que todos nuestros lectores nos conozcan y tengan una idea más clara de las etapas y la trascendencia de cada una.

¿Cuándo se debe realizar el mantenimiento?

El mantenimiento de subestaciones eléctricas no necesariamente debe realizarse cuando ya se ha identificado un problema o cuando se presentó algún fallo, sino que también se lleva a cabo de manera preventiva para que éstos ocurran. Como primera medida, incluye una inspección visual que tiene como principal objetivo el diagnóstico de las condiciones de los distintos equipos y dispositivos que integran la subestación. Por ejemplo, se identifica el número de secciones de los gabinetes de media tensión, y también es fundamental saber cuál es la capacidad del transportador, a fin de poder establecer qué medidas se requieren de acuerdo con ésta. Por otra parte es necesario determinar mediante esta primera inspección cuál es la temperatura máxima o evaluar si hay algún desperfecto que esté ocasionando o pueda llegar a ocasionar fugas de agua o aceite.

La importancia de la limpieza

Ya que se ha llevado a cabo esta inspección preliminar, es posible comenzar a repartir tareas y responsabilidades a los diferentes miembros del equipo, dependiendo de la especialidad de cada uno. Entre las tareas más importantes destaca la limpieza, ya que para su adecuado funcionamiento, es necesario que los distintos componentes de los aislamientos de la subestación, como son cuchillas o fusibles, se mantengan libres de suciedad y polvo. A la par, esta limpieza continúa funcionando también con una inspección que permite saber si, por ejemplo, los aisladores no se encuentran rotos o despostillados, y si es el caso deben sustituirse. También es importante mencionar que los tableros son partes esenciales de la subestación, ya que cuentan con los interruptores principales a través de los cuales se controla el flujo de energía y, por lo tanto, no pueden estar sucios ni debe dejarse que se acumule el polvo. De ser posible también se dejan

El transformador: el corazón de la subestación eléctrica

Un segundo proceso que resulta de gran relevancia durante el mantenimiento de subestaciones eléctricas está en torno a la atención del transformador, elemento clave de estas instalaciones. La persona o grupo de personas asignadas al transformador tendrán que profundizar en la inspección, que ya no será tan general como la primera. Para ello, limpiarán el tanque y sus accesorios, como por ejemplo las boquillas primarias y secundarias. Al mismo tiempo es importante que se realicen una serie de chequeos; dos revisiones que no se pueden dejar pasar son la de los niveles de aceite y la de la temperatura a la que está funcionando. En particular se llevan a cabo 3 pruebas que sirven para conocer las condiciones: 1) prueba de resistencia de aislamiento (tanto en media como en baja tensión) para comprobar el estado de la porcelana o el material que se use como aislante; 2) prueba de relación de transformación, que es parte del mantenimiento preventivo y sirve para establecer cuáles son las condiciones del transformador durante la operación cotidiana, a fin de verificar que todo esté en orden, y finalmente, 3) prueba de resistencia óhmica a devanados, cuya función principal es la detección de pérdidas en el cobre, cortocircuitos e incluso cualquier fallo en los devanados, aunque ésta sea apenas muy incipiente.

Otras pruebas relevantes

Una vez que se ha comprobado que el transformador está en perfectas condiciones y se ha garantizado su limpieza y el manejo de cualquier desperfecto, sustituyendo algún elemento dañado de ser necesario, hay que pasar a la revisión del interruptor principal cuando opera en media tensión. Este interruptor cuenta entre sus principales tareas la conexión y desconexión de líneas o cables, e incluso de transformadores, ya que se ejecuta desde aquí, y por lo tanto también constituye un elemento que no puede pasar inadvertido durante el mantenimiento de las subestaciones eléctricas.

Aquí también se debe realizar la prueba de la resistencia del aislamiento pero ya no a baja tensión sino solamente a media. A la par hay que medir mediante otra prueba la resistencia de contactos a interruptor, ya que buena parte de los problemas que podrían presentarse en la subestación tiene que ver con estos elementos, y cuando la resistencia es muy alta ocasiona pérdidas de potencia, elevación de la temperatura y de calor y caídas súbitas del voltaje.

En Tecnoman nuestro compromiso es el de ofrecer soluciones que permitan que el flujo de energía eléctrica llegue a cada casa del país en las mejores condiciones, y para eso trabajamos cuidadosamente revisando cada detalle de las subestaciones eléctricas, a fin de evitar contratiempos y de actuar de manera oportuna y no cuando ya se presentó alguna falla. Te invitamos a continuar siguiendo estas entradas para conocer más de nuestros servicios y a contactarnos si requieres mayor información de los mismos. ¡Hasta la próxima!

 


0 Comments


Would you like to share your thoughts?

Would you like to share your thoughts?

Leave a Reply