This is Our Blog

Evolución del concepto de mantenimiento industrial y tendencias actuales

El mantenimiento industrial, si es llevado de manera adecuada, es una herramienta que contribuye a prolongar el tiempo de vida útil de los bienes, llámense maquinaria o instalaciones, de modo que puedan ofrecer un buen rendimiento y reducir el número de fallas y daños que pueden provocar no sólo pérdidas económicas, sino también suponer un riesgo para el personal que labora en el entorno en cuestión. El mantenimiento es un concepto que se ha ido modificando a través de la historia, y mientras que en un inicio se limitaba a las tareas de reparación de equipos con fallas, hoy en día la tendencia es contemplar la prevención de tales fallas.

Si están interesados en conocer un poco más acerca de las tendencias actuales en el mantenimiento de entornos industriales, los invitamos a continuar leyendo pues dedicaremos esta publicación en el blog de Tecnoman a hablar del tema.

Para comenzar conviene que regresemos un poco en el tiempo e identifiquemos las diferentes etapas por las que ha pasado el mantenimiento, y que son necesarias para que haya alcanzado el nivel de evolución actual. La primera etapa en la historia del mantenimiento industrial es considerada la más larga y comprende desde la revolución industrial hasta el periodo posterior a la segunda guerra mundial cuando el mantenimiento se limitaba a la reparación de averías, es decir, era un mantenimiento de tipo correctivo. La siguiente etapa duró hasta finales de la década de los 70, y en ella se comenzó a tomar consciencia de la importancia del mantenimiento preventivo, esto gracias a que se encontró una relación entre el tiempo de servicio de los equipos industriales y las probabilidades de que presentaran una falla.

La tercera etapa en la historia de la evolución del mantenimiento comenzó a principios de la década de los 80, cuando se comenzaron las pruebas de causa y efecto con las que se pueden determinar los orígenes de los problemas que presentan los equipos industriales. Es decir, en esta etapa se sumó el mantenimiento predictivo, también conocido como detección precoz, al mantenimiento preventivo y correctivo como una herramienta que permitiera tomar acción antes de que se presentaran fallas con posibles consecuencias graves.

La cuarta etapa en la historia del mantenimiento comenzó en la década de los 90 y corresponde al momento en que se comenzó a considerar como parte fundamental de la calidad total de un equipo para ahorrar costos e incrementar su disponibilidad. Este mantenimiento es el que se basa en los análisis de riesgos considerando la manera en que un proceso influye en el resto de operaciones de la industria. Con esta cuarta etapa evolutiva del concepto el mantenimiento se le comenzó a considerar como una serie de tareas que pueden ofrecer muchos beneficios y se empezaron a adoptar medidas de especialización para la gestión de tareas de mantenimiento.

Actualmente el mantenimiento es considerado imprescindible en los entornos industriales y para llevarlo a cabo de manera adecuada, esto es, para que ofrezca todos los beneficios que persigue en cuanto a reducción de riesgos y costes, se tienen que considerar una serie de factores que permiten establecerlos programas más eficientes según las necesidades de cada entorno. Las tendencias actuales en mantenimiento industrial hacen uso de herramientas como ingeniería del riesgo, análisis de fiabilidad y mejora de mantenibilidad. Esto quiere decir que se determinan qué tan aceptables resultan los fallos que puedan presentarse qué tareas preventivas son rentables y factibles y cómo es posible reducir los costos y tiempos de mantenimiento.

Debido a la variedad de factores que se tienen que contemplar y al grado de especialización requerido en distintas áreas de una misma industria, se recomienda contratar los servicios profesionales de una empresa de mantenimiento, como Tecnoman, que a partir de un análisis minucioso de las exigencias de la industria diseñen los programas más adecuados, determinando el sistema de mantenimiento que pueda ofrecer más beneficios en cada equipo.

La razón por la que se recomienda contratar servicios profesionales del sector de mantenimiento es para evitar los errores más comunes que se presentan al llevar a cabo estas tareas, en especial las de mantenimiento predictivo y preventivo. Por lo regular, lo que se busca es solucionar los problemas de manera inmediata, sin que en el diagnóstico se contemple la naturaleza de las fallas, lo que dificulta el uso óptimo de los recursos. Otro error muy común es que no se tengan en cuenta los riesgos que representan las fallas para el personal encargado de la operación de los equipos y para el ambiente en el que se encuentran, ni cómo pueden afectar la calidad de los procesos.

Con los servicios de profesionales expertos en el sector de mantenimiento, tanto equipos como maquinaria, instalaciones y construcciones pueden diagnosticarse y en caso de ser necesario, repararse las fallas de la mejor manera, evitando accidentes, incrementando la seguridad, conservando los bienes, balanceando el costo del mantenimiento y prolongando la vida útil de los bienes en cuestión.

Además de lo anterior, el mantenimiento realizado de manera profesional se encarga de evitar y reducir el número de fallas que se presentan en los bienes o en las instalaciones y disminuir la gravedad de aquellas fallas que no se lograron evitar. Para ello, los programas incluyen tareas de inspección sistemática que se realizan de manera periódica para la detección oportuna de desgastes y daños en las instalaciones y equipos; una revisión permanente de equipos e instalaciones para mejorar su estado y reducir los riesgos de fallas; llevar a cabo reparaciones de emergencia para evitar pérdidas económicas y riesgos de operarios y de las mismas instalaciones y equipos; prolongar el tiempo de vida útil de instalaciones y equipo; sugerir mejoras en el entorno para reducir las probabilidades de que se presenten daños y fallas; controlar los costos de mantenimiento llevándolo a cabo de manera eficiente y correcta.

Como pueden ver, son muchos los aspectos que se deben considerar para llevar a cabo un adecuado mantenimiento y por los beneficios que ofrece es no sólo recomendable, sino imprescindible adoptar programas diseñados a partir de las características y necesidades de cada entorno. Si desean contratar un servicio profesional especializado en mantenimiento industrial los invitamos a ponerse en contacto con nosotros, en Tecnoman contamos con amplia experiencia y personal altamente capacitado que les ofrecerán un servicio de excelente calidad.


0 Comments


Would you like to share your thoughts?

Would you like to share your thoughts?

Leave a Reply