This is Our Blog

Programas de mantenimiento preventivo, digan sí a la prevención y no a la corrección

Sabemos por excelencia que siempre es mejor prevenir que reparar, y para ello los programas de mantenimiento preventivo son la mejor alternativa. Toda edificación, sea casa, negocio, empresa, oficina, hospital, hotel, o algún otro tipo necesitan de mantenimiento para conservarse en buenas condiciones y seguir siendo funcionales y seguras para las personas durante mucho tiempo, pero en ocasiones e incluso la mayoría de las veces, los dueños o encargados, no llevan a cabo lo que se conoce como programas de mantenimiento de prevención, sino que esperan a que ocurra alguna falla evidente para hacer algo al respecto, sin embargo, las reparaciones en estos grados, seguramente serán mucho más serias y llevarán más tiempo en arreglarse y además costará más hacerlo.

El objetivo del mantenimiento preventivo, como su nombre lo dice es prevenir, por lo que la conservación es lo que se llevará a cabo y cada parte del lugar tendrá revisión y composturas necesarias que se consideren conveniente, evitando así que se vuelvan fallas o problemas más graves.

¿A qué se le da el mantenimiento? Prácticamente a todo el lugar, siendo las zonas más frecuentes:

  • Lo principal es ver que el impermeabilizante se encuentre en buen estado y si en algunos lados se ha caído o se nota que ya no está protegiendo, lo ideal es impermeabilizar nuevamente o cubrir las zonas desprotegidas con el material adecuado.
  • Que cada una de las losas se encuentre bien colocada, que el piso este limpio, ya que muchas veces dentro del mantenimiento se tiene también prevista la parte de la limpieza, la cual también es muy importante para el aspecto del lugar; en caso de que haya alfombra en lugar de piso, esta debe aspirarse al menos una vez por semana y ver que se encuentre en perfecto estado, básicamente que no tenga agujeros o se que no esté deshilachando, aunque es común que las alfombras almacenen humedad o moho, por lo que la recomendación general es retirarlas o limpiarlas a diario.
  • Que los vidrios estén limpios y no tengan estrellamientos, si los llegan a tener deberá cambiarse la pieza completa, ya que de no hacerlo podría ser un peligro para las personas que están cerca o que viven en el lugar.
  • Las puertas y fachadas son una parte muy importante de todo inmueble, ya que además de ser la vista principal, forman parte esencial de la seguridad, por lo que de ninguna manera deben dejarse de lado, lo mejor es asegurarse de que la pintura de la fachada se encuentre en buen estado, o bien darle una mano de pintura si se considera necesario; si arriba de la fachada se cuenta con algún sistema de seguridad, será bueno también revisar que se encuentre funcionado bien. En el caso de contar con puerta de madera, una pasada de barniz hará que esta siempre luzca bien, y por supuesto, no olvidar revisar chapas, ya que esto es muy importante.
  • Básicamente es indispensable la limpieza y ver que no existan fracturas, de lo contrario resanar y reparar antes de que el daño se agrave; revisar el buen estado de los barandales también es indispensable.
  • Muros y paredes. Básicamente pintura y ver que no existan grietas importantes, las pequeñas deberán repararse.
  • Tuberías. Deben revisarse tanto las de agua como de gas, si es necesario cambiar una manguera, deberá de hacerse con la finalidad de evitar las fugas.

¿Cuál es la diferencia entre programas de mantenimiento preventivo y correctivo?

Estos dos diferencias principales, destacando que el preventivo evita que existan fallas o irregularidades en el inmueble, con el objetivo de conservarlo y preservarlo durante mucho años y de que sea un sitio seguro. El correctivo por el contrario se realiza cuando ya existe una falla visible y que probablemente ha hecho estragos en algún lugar de la edificación, puede ser en techos, tuberías, ventanas, puertas, piso, etc. El mantenimiento preventivo siempre será más económico que el correctivo, ya que como lo mencionamos, solo se está previniendo con pequeñas mejoras.

Durante el mantenimiento preventivo se pueden localizar pequeños detalles en la construcción que pueden ser arreglados en el momento, y con esto se evita que se conviertan en un verdadero problema. En el caso de la impermeabilización por ejemplo, si se revisa el techo cada vez que toque el mantenimiento preventivo, difícilmente tendrán goteras o humedad en el inmueble, ya que siempre se le ha dado este tipo de mantenimiento.

¿Cómo llevar a cabo programas de mantenimiento preventivo dependiendo del lugar?

  • La persona que más tiempo pase en casa será la mejor opción para hacerse cargo del plan de mantenimiento, ya que es quien usa lo que está en el hogar y conoce el estado de muros, paredes, puertas y ventanas, entre otros.
  • Quien se encuentra al frente del negocio deberá ser el responsable, pero si el dueño no puede hacerlo, entonces deberá designar a otra persona, podría ser un empleado, el encargado o alguien que se encuentre familiarizado con el lugar
  • En el caso de las compañías, fábricas, industrias y lugares grandes de trabajo, se podría designar un área especial o a una persona encargada del personal que calendarice los días en que el lugar debe recibir el mantenimiento, esta persona podría ir anotando las partes del inmueble en donde más se necesita que se lleven a cabo reparaciones o pintura y hacérselos llegar al responsable de la empresa que vaya a realizar el trabajo. Dicha persona también podrá recibir al personal de mantenimiento.

¿En qué consiste el programa de mantenimiento preventivo?

Prácticamente lo que debe hacerse es calendarizar los días en que debe darse este mantenimiento al inmueble, esto puede ser cada tres o seis meses dependiendo del tamaño del lugar y también el uso que se le dé. Es recomendable que no se deje pasar más de un año sin que la edificación reciba revisiones y el mantenimiento necesario, ya que podría empezar a deteriorarse y se tendría que recurrir al mantenimiento correctivo.

¿Uno mismo puede llevar a cabo el plan de trabajo?

Si bien una persona, sus equipos de trabajo o familiares pueden dar mantenimiento sencillo en ciertos lugares, lo mejor es contratar servicios profesionales que se encarguen de hacerlo, ya que en empresas como Tecno Man contamos tanto con la experiencia, los conocimientos, así como con el personal adecuado y con el equipo que se necesita para dar mantenimiento a cada rincón del lugar de la mejor manera.

Si necesitan del servicio de programas de mantenimiento preventivo en su empresa, hogar, negocio u otro sitio, no duden en contactarnos. En Tecno Man, estamos para servirles.

 


0 Comments


Would you like to share your thoughts?

Would you like to share your thoughts?

Leave a Reply