This is Our Blog

3 tipos de mantenimiento locativo que requieren las subestaciones eléctricas

En Tecnoman somos reconocidos en el centro del país por nuestros servicios de mantenimiento preventivo, sin embargo, también ofrecemos mantenimiento locativo, que consiste en un conjunto de obras cuyo objetivo es mantener una instalación en óptimas condiciones de higiene y ornato sin modificar su distribución interior, estructura portante y características volumétricas, funcionales y formales, como el mantenimiento de subestaciones eléctricas.

Aseo

Las labores de aseo se clasifican en dos tipos según la cantidad de labores y su periodicidad:

  • Conservación diaria. Incluye actividades como la desinfección y limpieza de los pisos de las instalaciones internas y externas de la subestación, además, la retirada de polvo del mobiliario, extintores, barandillas, ventanas, puertas, entre otros.
  • Conservación intensiva. Comprende la limpieza general de ventanas y la aspiración de polvo en canales de cables en edificios, salas de control, frente de paneles y gabinetes, etcétera.

El aseo superficial de la subestación debe realizarse por el personal de limpieza al menos dos veces por semana, especialmente si en ella hay operadores permanentes y debe hacerse dos veces al mes si no hay operadores permanentes. La limpieza profunda debe realizarse por expertos en mantenimiento de instalaciones eléctricas, que definirán el periodo más conveniente según las condiciones de la subestación.

Fumigaciones y suministro de plaguicidas

Es importante que se contemple en el mantenimiento de subestaciones eléctricas el control de plagas mediante fumigaciones, que comprende la aplicación de cebas y fungicidas en cárcamos e instalaciones en general. Para lograrlo se consideran los siguientes puntos:

  • Elaboración de un cronograma detallado con ayuda de un software de mantenimiento.
  • Definir las técnicas que se usarán para controlar las plagas.
  • Realizar la rotación de las fumigaciones en ciclos bimestrales o como sea necesario para asegurar el control efectivo.
  • Cambiar el producto de forma periódica en su composición y presentación y buscar siempre la más alta eficacia.
  • Programar las visitas a las subestaciones que serán mantenidas para realizar levantamientos detallados.
  • Asegurar que los productos y actividades cumplan con la normatividad ambiental vigente, además, que no pongan en riesgo la salud de las personas en las instalaciones.

La fumigación debe realizarse por expertos en mantenimiento de subestaciones eléctricas al menos cada tres meses. Un proceso que es importante incluir es la desratización. Deben usarse los materiales y procedimientos necesarios para erradicar la presencia de cualquier roedor, especialmente ratas y ratones. La desratización tiene que efectuarse en todas las áreas de la subestación: abarcar las periferias, exteriores e interiores, alcantarillados y desagües, canalización, especialmente en las que haya cables de fuerza y control y todas las áreas donde puedan alojarse los roedores.

Los productos utilizados son diversos. La desratización debe controlarse y el cambio de productos se recomienda cada tres meses. Con respecto al uso de plaguicidas, tienen el fin de controlar y eliminar plagas como cucarachas, moscas, mosquitos y termitas. Deben aplicarse en las diversas áreas internas y externas de la subestación, además, utilizarse o espaciarse cada mes.

Herbicidas y poda

Es importante el uso de herbicidas, mano de obra experta y maquinaria para eliminar de manera total las hierbas y vegetaciones no deseadas y para que las instalaciones de intemperie se encuentren siempre limpias. Se evitan así también problemas que pueden derivar daños a equipos e incluso arcos eléctricos. Se recomienda la aplicación con ayuda de profesionales en mantenimiento industrial CDMX que sea biodegradable y acorde a las normativas medioambientales. No debe usarse por ningún motivo fuego para eliminar las hierbas porque puede dañar los equipos eléctricos.

Los herbicidas deben aplicarse cuando se realicen desmontes y podas y tantas veces como se requiera para lograr las metas de la empresa. Es importante que se cumplan las normas de seguridad para evitar contactos con piel y ojos, por lo que los expertos usan dispensadores con aplicadores que permiten dosificar el producto y evitar los contactos. La aplicación debe realizarse al menos cuatro veces al año y debe acompañarse por inspecciones adicionales para evitar puntos ciegos.

El desmonte de los patios de transformación y los alrededores de las instalaciones requiere de las siguientes actividades, que pueden detallarse en programas de mantenimiento preventivos:

  • En cada subestación debe garantizarse el desmonte de toda la zona según se requiera para evitar maleza y otras vegetaciones.
  • En el área entre el encerramiento de la subestación y la carretera deben quitarse de raíz las malezas.
  • Tienen que quitarse las enredaderas en los encerramientos de los patios de transformación como paredes o mallas, para que la base el encerramiento esté libre de malezas.
  • Deben limpiarse los canales para aguas pluviales y las tapas y zonas de cárcamos deben estar libres de malezas.

Se consideran los siguientes puntos para la poda:

  • Podar únicamente las ramas o copas de los árboles tanto en el interior como exterior de la subestación. Tienen que evaluarse también sus caídas para que no dañen las infraestructuras. El corte se realiza al ras del tronco y con instrumentos muy afilados, además, evitar dejar muñones de ramas.
  • Tienen que aplicarse cicatrizantes en las heridas que queden en los troncos por el corte o rasgamiento de ramas o corteza. Los más utilizados están basados en cobre y se aplican directamente con brocha. La aplicación de cicatrizantes debe hacerse con seguridad, ya que son tóxicos.
  • Tiene que evaluarse la simetría y forma en la poda de ramas con que debe quedar el árbol para que su punto de equilibrio no se desbalancee. La acción del viento o inestabilidad de raíces pueden volcar los árboles y dañar los equipos.
  • Deben retirarse cuidadosamente las ramas quebradas o cortadas que cuelguen del árbol.
  • La quema de residuos en el interior o exterior de la subestación debe prohibirse.
  • Si las subestaciones tienen área verde interna y eterna, el corte debe realizarse al menos una vez por mes.

En Tecnoman podemos ayudarles para que el mantenimiento de subestaciones eléctricas sea eficiente y efectivo. Contamos con el equipo y materiales necesarios, además, un equipo de trabajadores con amplia experiencia en las áreas mencionadas. Si desean más información sobre nuestros servicios para subestaciones, marquen al (55) 6234 6389, (55) 1560 2618 o completen el formulario que encontrarán en nuestro sitio web.


0 Comments


Would you like to share your thoughts?

Would you like to share your thoughts?

Leave a Reply