This is Our Blog

Eviten problemas comunes en chiller y posibles causas con mantenimiento preventivo

Muchas empresas omiten el servicio de mantenimiento de chillers en CDMX y lo remplazan por procedimientos internos. Es muy conveniente si se realiza por personal experto interno, además permite ahorrar costes, no obstante, son poquísimos los negocios que tienen a verdaderos profesionales entre sus empleados. Es por ello que, en la mayoría de los casos, ocurren varios problemas, como disminución del rendimiento.

Otros inconvenientes que pueden ocurrir si no se establecen ventajosos programas de mantenimiento preventivo con ayuda profesional, son fallas en las bombas, obstrucciones en las líneas de proceso, fugas de refrigerante, entre otros relacionados con el deterioro de los componentes o las variaciones del entorno. Es importante reconocer los problemas más comunes, sus causas y aplicar adecuadas medidas para prevenirlos.

¿Cuáles son los problemas más comunes?

Los expertos en mantenimiento de chillers en CDMX señalan los siguientes problemas:

El enfriador no enciende

Esto puede deberse a un fusible o contactor quemado, conexiones sueltas o incorrecto voltaje de línea. Ocurre también si hay una conexión de fase inadecuada (unidades trifásicas) o interruptores en posición «off».

No hay bombeo o hay insuficiente flujo de líquido

Puede deberse a insuficiente fluido en el tanque, línea de proceso restringida o pinzada o voltaje de línea fluctuante o inadecuada. Ocurre también si hay fallos en la bomba o restricciones de proceso, válvulas cerradas parcial o totalmente, obstrucciones en el filtro de fluido, estrechas tuberías de proceso o uso de líquido refrigerante que no cumple con los requisitos de temperatura.

Enfriamiento nulo o insuficiente

Este problema, que puede evitarse con programas de mantenimiento preventivo puede surgir por voltaje de línea fluctuante o inadecuado, obstrucciones en el condensador o filtro de aire, congelación del evaporador, fugas de refrigerante, alta temperatura ambiental, refrigerante inadecuado o con propiedades deterioradas de transferencia de calor.

Eviten estos problemas con el mantenimiento preventivo

Los programas de mantenimiento preventivo consisten en servicios indispensables para los usuarios de chiller. Los expertos recomiendan aplicar las siguientes medidas:

Garantizar el funcionamiento del chiller

Se revisa si hay cables sueltos, un fusible quemado o si el interruptor no está en la posición correcta.

Determinar si el chiller enfría

Durante el mantenimiento de chillers en CDMX se corrobora la temperatura del refrigerante en la salida de la unidad al proceso. En caso de que no esté en la temperatura de punto de ajuste o cerca de él, probablemente el evaporador está helado o se deterioraron las propiedades de transferencia de calor del refrigerante.

Revisar el funcionamiento de la bomba

Se detecta si hay una válvula parcial o totalmente cerrada o un inadecuado volumen de refrigerante, que imposibiliten el correcto flujo del líquido a través del circuito de refrigerante de proceso.

Verificar proceso y condiciones ambientales

Se revisa si hay variaciones en la temperatura ambiental y procesos, ya que pueden sobrecargar el enfriador. Otras condiciones que afectan la capacidad de eliminación de calor son los cambios de ubicación, aislamiento, ausencia de tuberías, fluctuaciones en el voltaje, entre otros.

Si desean el respaldo de expertos en mantenimiento industrial en CDMX para solucionar los problemas con su chiller, contacten a TECNOMAN. Pidan una cotización al (55) 6234 6389 o (55) 1560 2618.


0 Comments


Would you like to share your thoughts?

Would you like to share your thoughts?

Leave a Reply