This is Our Blog

Fase primaria y secundaria del servicio de mantenimiento de subestaciones eléctricas

Las subestaciones eléctricas se encargan de convertir diariamente miles de voltios a niveles aceptables. Al ocurrir la transformación, es posible canalizar la electricidad de manera segura a cualquier inmueble o estructura. Para proporcionar un voltaje adecuado, se requiere una excelente interacción con todos los componentes, especialmente con relés de seguridad, interruptores de circuito y transformadores. Probarlos con ayuda de expertos en mantenimiento de subestaciones eléctricas es crucial para garantizar su funcionamiento.

El mantenimiento de subestaciones eléctricas es importante y permite mínimas interrupciones en el servicio. Su finalidad es evitar que operan sin control para establecer un programa de limpieza y mantenimiento. Si se omite, las finanzas y operaciones serán impactadas negativamente por problemas, como tareas no contempladas por parte de los empleados, paros no programados y reparaciones costosas.

Son varios los problemas que afectan la confiabilidad y rendimiento de las subestaciones. Detectarlos ayudará a evitar la dificultad de las medidas correctivas. El mantenimiento de subestaciones eléctricas con ayuda de expertos será crucial en el proceso. Comúnmente se divide en dos tipos de pruebas.

Pruebas primarias

Entre los componentes más cruciales de las subestaciones, destacan los interruptores de circuito y transformadores. Estos se desgastan con el tiempo y su operación continua, lo que puede evitarse con el mantenimiento de subestaciones eléctricas, que consiste en un servicio crucial. Durante esta fase se analizan los interruptores de circuito para identificar anomalías en su funcionamiento. Si se halla alguna, debe aplicarse la solución inmediatamente.

Entre los parámetros revisados, se encuentran la condición de las bobinas, sincronismo de los polos, tiempos de cierre y apertura, resistencia de contactos, entre otros. Los transformadores son equipos que sufren bastante estrés térmico y presiones de diversa índole, por lo que las empresas de mantenimiento de subestaciones eléctricas deben realizar pruebas en ellos, como las de resistencia del devanado y la resistencia dieléctrica del aceite.

Pruebas secundarias

Su finalidad es garantizar que el esquema de protección proporciona el nivel de desempeño esperado. Se efectúan pruebas de inyección a intervalos para que los relés se evalúan, junto con paneles protectores, rendimiento de equipos secundarios, devanados, entre otros. Puede también incluir otras pruebas, como de protección de voltaje, esquemas de cierre, entre otros.

En esta fase se incluye también la limpieza de muchos componentes por parte de expertos en mantenimiento industrial en CDMX, como superficies internas y externas de gabinetes para eliminar la corrosión, aisladores, barras, pararrayos, registros, cables de energía, apriete de conexiones, lubricación  de cuchillas de servicio, entre otros.

Los equipos de mantenimiento profesionales podrán hacer evaluaciones, calibraciones, ajustes y limpieza. Cada área puede realizarse por una empresa distinta, lo que es conveniente, ya que no todas se especializan en todas las labores de mantenimiento requeridas. Cada proveedor se encargará de definir programas de mantenimiento preventivo específicos y mantendrá controles detallados y precisos, que son difíciles de analizar por una sola empresa.

Si desean que expertos se encarguen de varias pruebas y limpiezas adecuadas, contacten al equipo de mantenimiento de subestaciones eléctricas de Tecnoman. Pidan una cotización a través de las líneas (55) 6234 6389, (55) 1560 2618, (728) 284 0012 o envíen un correo a la dirección: informacionyventas@tecnomanmex.mx.


0 Comments


Would you like to share your thoughts?

Would you like to share your thoughts?

Leave a Reply