This is Our Blog

Importancia del mantenimiento de la infraestructura industrial-0

Importancia del mantenimiento de la infraestructura industrial

Las industrias requieren operar de manera continua ya que de ello depende no solo el bienestar y seguridad de su personal y la eficiencia de su productividad, también su capacidad de prestar servicios a sus clientes y de mantener en movimiento la economía local y nacional. Lograrlo requiere de diversas acciones y medidas, entre las que cobra importancia crucial el mantenimiento industrial en CDMX. Ninguna empresa del sector debe omitirlo, por los altos costos que implica y sus papel en cada uno de sus procesos.

Dos tipos de mantenimiento para las industrias

5-razones-por-las-que-tecnoman-es-tu-aliado-en-mantenimiento-industrialLas industrias, a diferencia de otros sectores, operan bajo condiciones bastante rudas, lo que incrementa las posibilidades que las naves, bodegas e instalaciones en general en las que operan, presentan daños y diversos riesgos. En ellas se utilizan maquinarias pesadas, equipos y productos potencialmente peligrosos, que deben mantenerse en óptimas condiciones. Omitirlo puede derivar en daños al personal, altos costos en correcciones, e incluso perjudicar la imagen de las empresas. Algunos riesgos generales que pueden presentarse son los siguientes:

  • Se refiere a problemas que pueden provocar caídas y heridas, por ejemplo, hoyos abiertos, fachadas a punto de colapsar, grietas en los techos, columnas dañadas, pisos inestables, obstrucciones, superficies resbalosas, hundimientos, punzadas.
  • Mecánicos. Se refiere a riesgos derivados del movimiento, como roturas de cables o poleas.
  • Eléctricos. Hace referencia a aquellos que pueden causar electrocución por alambres caídos, cableados mal instalados, etcétera.
  • Temperatura y deficiencia de oxígeno. Pueden causar fatiga térmica, daños en los equipos, molestias en el personal, mal acondicionamiento de las instalaciones, presencia de polvos y alérgenos, exceso de humedad o frío, enfermedades para el personal, sofocamiento, asfixia por gases, etcétera.

La única manera de prevenir los riesgos enlistados es a través del mantenimiento industrial en CDMX. El cuidado de las instalaciones es de suma importancia, ya que, además de evitar los riesgos, su objetivo es garantizar su calidad, productividad y funcionalidad, e incrementar la vida útil de cada elemento de la infraestructura. No solo las maquinarias deben recibir atención, también componentes como las piezas hidrosanitarias, fachadas, estructuras, sistemas de iluminación, etcétera. El mantenimiento tiene que considerarse como una inversión. Las empresas que implementan sistemas de mantenimiento tienen más oportunidades de lograr beneficios competitivos en su sector a mediano y largo plazo.

Algunos empresarios, por desgracia, consideran que el mantenimiento es un aspecto de importancia secundaria. Quienes sostienen tal afirmación son comúnmente los que tienen poca experiencia y no consideran los problemas de funcionamiento que pueden comprometer su ciclo de producción y la seguridad de sus instalaciones. Las acciones y planes de atención son importantes para propiciar el adecuado funcionamiento de cada elemento de la infraestructura.

Si un área en todo el sistema falla, los daños pueden reflejarse en otras áreas y derivar en costos mayores. Implica una inversión, sin embargo, es menor en comparación con la solución de problemas mayores. Algo que debe considerarse en la cantidad de mantenimiento que se requiere en una industria, lo que varía según las producciones, procesos, equipos y materiales estructurales. El mantenimiento que recibe una fábrica de textiles no es el mismo que el que recibe una de alimentos, por tal motivo es crucial el respaldo de expertos.CÓMO DESARROLLAR UN PLAN DE MANTENIMIENTO INDUSTRIAL PREVENTIVO

Lo recomendable es que se realicen inspecciones periódicas con expertos, los cuales cuentan con equipo de técnicos capacitados para atender cada área, además, se respaldan con programas de mantenimiento preventivo que administran y determinan los lapsos de atención que cada industria requiere. Los expertos realizan levantamientos manuales de las instalaciones, a partir de los cuales se conocen los detalles de cada elemento, por ejemplo, su marca, vida útil, posición, entre otra información que permite arrojar un diagnóstico preciso y especificar los tiempos de mantenimiento.

Los levantamientos revisan las condiciones de todo elemento, por ejemplo, techos, paredes, unidades sanitarias, puertas, equipos contra incendio, cableados, equipos de aire acondicionado, etcétera. Tras ellos se realizan los mantenimientos requeridos, los cuales se clasifican en dos: preventivos y correctivos.

Mantenimiento preventivo

Abarca una serie de medidas cuya finalidad es intervenir en las instalaciones antes de que ocurran daños, asimismo, que las actividades permanezcan bajo control para que cada elemento de la infraestructura sea funcional, fiable y eficiente. Detecta también los errores potenciales antes de que acontezcan y deriven en costes elevados para las empresas.

El mantenimiento industrial en CDMX preventivo ofrece diversos beneficios, por ejemplo, disminuyen porcentualmente problemas como fugas, caídas de objetos y daños en pisos, y en comparación con su contraparte correctiva, posee un precio menor, especialmente ante inconvenientes no planificados. Evitan también los paros imprevistos, lo que garantiza una percepción de ingresos continuo y posibilita un control óptimo sobre el estado de cada componente del sistema.

Mantenimiento correctivo

Comprende aquellas acciones cuya finalidad es solucionar cualquier problema ya existente en las infraestructuras. Hay dos subtipos:

  • Se refiere al mantenimiento del que se tiene constancia de manera anticipada, por lo cual las empresas pueden mantener preparado al personal, asimismo, las refacciones, documentos y aspectos técnicos para abordar el problema. Las industrias no suelen considerar este subtipo, solo aquellas respaldadas por expertos, los cuales les suministran atención mediante programas de mantenimiento preventivo, y determinan el tiempo en que las fallas ocurrirán.
  • No planificado. Se refiere a los mantenimientos requeridos cuando se presenta una emergencia o imprevisto. Los problemas ocurren por diversas causas, por ejemplo, falta de atención preventiva, defectos de seguridad, falta de aplicación de las normas, etcétera. Se trata del subtipo más común, y permite la solución de paros laborales, más no de accidentes para el personal.

Resulta difícil hallar ventajas para este tipo, a no ser que se trata del subtipo planificado. Permite que los paros laborales no sean prolongados y se realicen las reparaciones de manera puntual, además, ayuda a que los costos sean más reducidos, sin embargo, son mayores los gastos en comparación con el mantenimiento preventivo. Requieren atención experta ya que suele implicar el remplazo de las estructuras o equipos dañados.

Diversos ejemplos de mantenimiento industrial de infraestructuras

El mantenimiento industrial de las instalaciones abarca diversas áreas, componentes y detalles, algunas de las cuales pueden ser pasadas por alto por los propietarios. Se requiere además especialistas en diversas áreas: un experto en impermeabilizar no tendrá las mismas habilidades y conocimientos que un experto en mantenimiento de equipos de aire acondicionado.

Contratar a todos los profesionistas por separado suele ser una práctica común, sin embargo, no es conveniente, ya que suele derivar en mala organización y desorden. La coordinación, gestión y programación son necesarias, sin embargo, solo es posible combinarlas con ayuda de una empresa que cuente con un equipo integral que aborde cada aspecto de las instalaciones y problemas que puedan ocurrir. Algunos ejemplos de mantenimiento industrial que pueden realizar empresas así, como Tecnoman, son los siguientes.

Mantenimiento de instalaciones eléctricas

Los problemas eléctricos son comunes en las industrias y son de las causas principales de paros laborales, además de accidentes que pueden resultar costosos para las industrias. También derivan en incumplimiento de las regulaciones y posibles sanciones. Las fallas en sistemas eléctricos pueden dañar también los equipos, lo que implica reparaciones o remplazos costosos. La atención realizada con ayuda de programas de mantenimiento industrial, tanto correctivo como preventivo, permite limpiar y realizar pruebas ligeras en subestaciones eléctricas, plantas de emergencia, tableros eléctricos y centros de carga.

Implica también las pruebas en instalaciones en baja, media y alta tensión, y la realización de ajustes en los contactos y apagadores. La instalación, limpieza y revisión de las luminarias es también posible con ayuda de expertos en mantenimiento de infraestructuras, además, pueden tratar o prevenir problemas en puertas automáticas, cableados, estructuras de subestaciones, etcétera. Cabe agregar la diferencia entre el mantenimiento preventivo, correctivo y predictivo, ya que el último requiere de otros especialistas que conozcan la marca en específico de los equipos y realicen en ellos pruebas particulares.

Mantenimiento de equipos de aire acondicionado

Este mantenimiento es crucial en las industrias, debido a las altas concentraciones de calor o frío que suele haber y los gases que suelen omitirse y necesitan ser filtrados constantemente para evitar problemas respiratorios. Se trata de equipos delicados, por lo que es preciso ser rigurosos con su mantenimiento y establecer programas para su atención periódica, además, si no se atienden con regularidad pueden causar más perjuicio que beneficio.

El mantenimiento de equipos de aire acondicionado abarca dos tipos: mayor y menor. El último comprende labores sencillas pero cruciales como el cambio de filtros y la limpieza externa interna de la unidad. El primero conlleva la realización de pruebas eléctricas en los compresores, revisiones de los aleros, y el remplazo de las piezas que presenten daños y pueden reducir la vida útil de las unidades.

Mantener el aire acondicionado permite ahorros a largo plazo, no solo porque prolonga el ciclo de vida, también porque garantiza la eficiencia energética. Se mantienen también el entorno en óptimas condiciones, lo que repercute en el desempeño del personal. Tras el mantenimiento se realiza un reporte sobre los daños y el estado para proceder a realizar reparaciones o programar acciones futuras. El servicio abarca la atención, limpieza e instalación de ventiladores, evaporadoras, unidades condensadores, asimismo, abarca cámaras de refrigeración y el mantenimiento de cada uno de sus componentes.

Mantenimiento de instalaciones hidrosanitarias

Las instalaciones hidrosanitarias suelen ser atendidas diariamente, pero no de manera profunda, por lo que es importante contar con el respaldo de especialistas. No se trata solo de garantizar su estética, también su funcionalidad. Mantenerlas en óptimas condiciones es crucial para garantizar la sanidad de la instalación, obtener un óptimo flujo de agua y evitar la propagación de enfermedades. Permite también que la vida útil y estética de los aparatos sanitarios se prolongue, que no haya filtraciones en habitaciones y tuberías que a largo plazo puedan dañar las infraestructuras, y evita que los costos operativos sean más altos.

Este tipo de mantenimiento no proporciona solo ventajas a las industrias, también a la sociedad en general. Las instalaciones en mal estado suelen causar una mala gestión del agua desechada, lo que puede derivar en contaminación, asimismo, pérdidas notables de agua potable.  Las atenciones que realizan los expertos en mantenimiento hidrosanitario son diversas, por ejemplo, cambios de curvas sanitarias que suelen encontrarse en las esquinas de los edificios, destape de caños, desazolve y rehabilitación de plantas tratadoras, cárcamos y tuberías. Implica también la limpieza de tinacos y cisternas, remplazo de mingitorios, lavabos, retretes y fluxómetros, asimismo, instalación de tuberías hidráulicas con sus componentes, como válvulas y reguladores.

Servicio de impermeabilización

Los factores ambientales a los que son sometidas las instalaciones causan inevitables daños, los cuales pueden prevenirse o ralentizarse. Uno de esos factores es la lluvia, la cual es causante de fugas que si no son tratadas adecuadamente pueden causar daños en las estructuras, accidentes al personal e incluso enfermedades por la proliferación de moho y bacterias. El servicio de impermeabilización es la mejor manera de evitar y corregir las infiltraciones y procurar el bienestar tanto del personal como de las maquinarias que pueden averiarse por la humedad.

Muchos cometen el  error de impermeabilizar cuando ya hay daños, por lo que es importante recurrir al mantenimiento preventivo. Este tipo de mantenimiento tiene que realizarse de manera periódica, según las características del material utilizado y las condiciones específicas del sitio donde se ubican las instalaciones industriales, además, requiere de expertos para una aplicación adecuada y para el manejo de superficies difíciles de alcanzar que pueden derivar en accidentes sin el equipo adecuado.

El servicio de impermeabilización se aplica sobre todo tipo de superficies, ya sea arcotechos, techos de hormigón, láminas, etcétera, e incluso en fachadas, además, hay varios tipos entre los que destaca el impermeabilizante con base en polvo de llanta reciclada, el cual destaca por su elasticidad, resistencia, aislamiento térmico, adherencia y cuidado medioambiental. Servicios adicionales que suelen integrarse son la aplicación de pinturas, resanes, acabados y sellado de juntas y uniones.

Mantenimiento preventivo de equipo contra incendio

Los riesgos de incendio son muy probables en las instalaciones industriales debido a que operan con maquinarias que dependen de combustible, sistemas de alta tensión y materiales inflamables, por tal motivo, es obligación de las empresas contar con un óptimo sistema contra incendio. Sin embargo, no es suficiente con instalarlo, también es crucial que se realice un mantenimiento preventivo de equipo contra incendio de manera periódica.

Un ejemplo de equipo que requiere atención periódica son los extintores. El agente extintor que integran puede agotarse si se atendieron situaciones previas, por lo que es importante que sean rellenados y verificados periódicamente para que sean funcionales en caso de llamas. Lo mismo aplica para el resto de los elementos del sistema. Cada equipo requiere atención especial, por tal motivo es importante que un especialista en  los sistemas contra llamas preste su servicio, además, ayudan a garantizar el cumplimiento de las normativas locales de seguridad para evitar sanciones.

El servicio de mantenimiento preventivo de equipo contra incendio comprende la limpieza de los extintores de CO2, polvo químico o tipo granada, sensores de humo y la instalación de las señalizaciones. También ayuda a revisar las condiciones de chiflones, mangueras, válvulas de globos y ajustar las puertas contra incendios. Implica la revisión de las tuberías de la red anti llamas, aplicación de pintura en el área de bombas, inspección de la presión en las redes y de las baterías o acumuladores, afinación de motobombas de combustión interna, entre otros.

Trabajos en alturas

Las estructuras de grandes dimensiones suelen causar problemas cuando se trata del mantenimiento, ya que requiere la revisión, limpieza y atención de aquellos elementos que se encuentran en grandes alturas. Las empresas suelen pasar por alto este aspecto, no solo por el tiempo que conlleva, también por la falta de equipo, experiencia y los riesgos de caídas que pueden derivar en costos médicos e incluso demandas. Algunos trabajos en alturas son la limpieza de ventanas exteriores en grandes edificios, aplicación de recubrimientos en techos y limpieza de espectaculares.

Las empresas de mantenimiento industrial de infraestructuras se encargan de atender tales ejemplos, asimismo, proporcionan otros servicios, por ejemplo, cambios de láminas y techumbres, limpieza de luminarias, fachadas, trabajos de soldaduras en estructuras metálicas, etcétera.

Mantenimientos adicionales

Las empresas de mantenimiento proporcionan otros servicios cruciales, por ejemplo, limpieza y pulido de piedras naturales, mantenimiento de pisos y recubrimientos, trabajos de carpintería, trabajos de albañilería para techumbres, cementicios como el colado o la reparación de banquetas, obras de plomería, limpieza y aspirado profundo de alfombras, tapicería y colchones, entre otros.

Cada uno de estos servicios debe aplicarse con el respaldo de programas de mantenimiento para determinar su periodicidad, entre otros detalles que determinan la calidad del servicio. En Tecnoman proporcionamos cada uno de los mantenimientos mencionados, además, contamos con expertos en diversos rubros y las herramientas adecuadas para prestar atención de calidad. Si desean conocer más detalles, marquen a los números (55) 6234 6389 y (55) 1560 2618.


0 Comments


Would you like to share your thoughts?

Would you like to share your thoughts?

Leave a Reply