This is Our Blog

La sanitización es crucial para las empresas transportistas

Las autoridades del centro del país nuevamente pusieron el semáforo rojo, debido a que el coronavirus no deja de propagarse y causar contagios. Tal medida implica el cierre de muchos sectores, pero la permanencia de aquellos dedicados a las actividades esenciales. Entre ellos destacan las empresas transportistas. Es importante que los líderes de ellas y el personal mismo apliquen medidas efectivas y se apoyen en el servicio que proporcionan las empresas de sanitización de espacios públicos.

Medidas que deben aplicar las empresas de transporte

Si bien muchos estudiantes y trabajadores realizan sus actividades en casa, hay algunas personas que deben aún transportarse. Existen personas que disponen de vehículos propios, por lo que pueden mantener la sana distancia, sin embargo, más de la mitad de los hogares mexicanos no cuentan con un auto propio, por lo que necesitan transportarse para realizar sus actividades diarias. Dicha necesidad ha hecho que las unidades de transporte público y otros medios sean zonas donde las probabilidades de contagio son altas.

Para reducir las probabilidades, los líderes y el personal de las empresas transportistas han incluido la sanitización en sus programas de mantenimiento y procuran aplicar diversas pautas para que ellos y sus clientes establezcan relaciones libres de riesgos. Son diversas las pautas que han aplicado, que pueden agruparse en tres categorías: sana distancia, medidas de prevención internas y control de accesos. Abordaremos cada una a continuación.

Sana distancia

Para asegurar las medidas de sana distancia de la industria en general, tienen que respetarse dos aspectos importantes:

  • La reconfiguración de hábitos e instalaciones para que haya distancias mínimas entre las personas.
  • El descanso de los trabajadores que presenten síntomas de enfermedad respiratoria.

Para la industria transportista, es difícil cumplir con el primer aspecto, especialmente para las empresas de transporte público, ya que es común el hacinamiento de las unidades, especialmente en horas pico, aunque las congestiones se han reducido con el cierre de varias actividades no esenciales y escuelas.  Las opciones de transporte, como la renta de vehículos o los viajes en autobús, tienen menos inconvenientes en cumplirlo, ya que poseen asientos individuales. Ambas, sin embargo, deben respaldarse en empresas de sanitización de espacios públicos.

Controles de acceso

El establecimiento de un filtro para reconocer a las personas que presentan síntomas de enfermedad respiratoria o temperatura corporal mayor que 37 °C es otra medida que la industria en general aplica para sus trabajadores. Para el sector transportista, es fácil aplicar esta medida para su personal, pero no para sus clientes.

Los servicios de transporte público no suelen aplicar controles de acceso rigurosos y suelen demandar únicamente el uso obligatorio de cubrebocas. Las líneas de autobuses y aéreas y la renta de unidades si aplican esta medida, ya que utilizan medidores de temperatura antes de abordar las unidades, reclaman el uso de cubrebocas, no permiten el acceso de personas con síntomas de enfermedad respiratoria, además, proporcionan en todos sus accesos gel antibacterial y cuentan con baños para el lavado de manos.

Medidas de prevención internas

Destacan los programas de mantenimiento y limpieza permanentes entre las medidas de prevención internas. Es notable también la ventilación de las unidades e instalaciones y el uso de señalización en áreas comunes. Nuevamente, las empresas de transporte público no aplican estas medidas rigurosamente, únicamente en los paraderos donde piden a los pasajeros cierta distancia antes de abordar la unidad. Ofrecen poco mantenimiento a sus unidades y son centenares de personas las que abordan diariamente antes de recibir limpieza y desinfección.

Las empresas dedicadas a la renta de vehículos y las líneas transportistas si aplican todas estas medidas, debido a que cuentan con el personal y recursos suficiente para ello. Realizan limpieza y desinfección de sus unidades antes de ser abordadas, sin embargo, no tienen equipo especial ni suficiente experiencia para mantenerlas adecuadamente, por lo que es importante la sanitización profesional de forma periódica.

Contraten nuestros servicios de sanitización de espacios públicos

Si bien algunas empresas transportistas si aplican las medidas mencionadas, no son suficientes para mantener a raya los riesgos de contagio. Algunos toman la iniciativa y se dejan llevar por los comerciales de la televisión, que anuncian productos que prometen acabar con el Covid-19, sin embargo, no tienen experiencia y no consideran diversos factores cruciales, como el log kill del producto, compatibilidad con los materiales, efectos en el medio ambiente y la salud, etcétera.

Tienen cierta efectividad, sin embargo, se trata de un gasto en vano, debido a que no eliminan por completo el riesgo. Es importante el uso de productos de gran potencia, biodegradables y aplicados por profesionales. El más notable hoy en día es Decon7, que utilizamos en nuestro servicio de sanitización de espacios públicos.

Tienen una solución química capaz de eliminar los microorganismos a nivel ADN. Los productos convencionales que llegan a usar los inexpertos son fáciles de aplicar, sin embargo, no pueden escindir la pared de las esporas, destruir la micotoxina interna y modificar la presión osmótica alrededor de la célula. En cambio, Decon7 si puede todo ello, aunque requiere equipo específico, por ejemplo, ventiladores y aspersores con motor.

La razón por la que usamos Decon7 es por su log kill de siete, que es superior si se compara con el de desinfectantes como lysol cuyo log kill es de tres. Decon7 puede aplicarse en cualquier superficie e incluso en lugares de difícil acceso, además, tienen la capacidad de neutralizar una gran lista de microorganismos, como Covid-19, virus porcino, influenza aviar A H5N1 y H7N9, salmonella entérica, pseudomonas aeruginosa, T. interdigitale, staphylococcus aureus, entre otros.

Hay quienes lo adquieren para aplicarlo sin ayuda profesional, sin embargo, únicamente será derrochado, ya que se necesitan métodos adecuados de aplicación (como rociado, nebulización y espuma) y la definición detallada de planes de mantenimiento. Es necesario contar con algunos equipos de aplicación y de protección personal como medidores de volumen, aspersores con motor, ventiladores especiales, máscaras para polvos y vapores orgánicos, calzado con casco dieléctrico, entre otros que son caros.

Se requieren también levantamientos detallados de las unidades y las instalaciones para elaborar un plan adecuado y considerar si debe o no utilizarse. Destaca también la capacitación para usar adecuadamente el sanitizante. Se trata de un proceso largo y costoso y pueden ocurrir errores, por lo que es preferible respaldarse en empresas de sanitización en CDMX.

Para conocer más detalles sobre nuestro servicio de sanitización que ofrecemos para las empresas transportistas, marquen al 6234 6389, (55) 1560 2618 o completen el formulario que encontrarán en nuestro sitio web.


0 Comments


Would you like to share your thoughts?

Would you like to share your thoughts?

Leave a Reply