This is Our Blog

Tipos de mantenimiento para chillers

El mantenimiento de chillers en CDMX  es indispensable para evitar dificultades en estas unidades de enfriamiento, además evita los mantenimientos correctivos, que pueden afectar el bolsillo de los usuarios. Existen dos tipos de mantenimiento: correctivo y preventivo. El último es el más complejo y abarca varios periodos con atenciones específicas, que deben conocer.

Componentes del chiller

Si dejarán que el mantenimiento industrial sea realizado por expertos es importante que conozcan cuáles son sus componentes. La finalidad de los chillers es mantener el líquido refrigerado mientras funciona en frío y mantenerlo calentado cuando se usa como bomba de calor. Esto es posible con los siguientes elementos:

  • Compresores, que pueden ser de tornillo, centrífugo o scroll. Se trata de una de las partes que requieren mayor atención por parte de los expertos en mantenimiento de chillers en CDMX.
  • En el caso de compresores tipo tornillo, se usa un separador de aceite, que se encarga de garantizar la lubricación del compresor. Puede ser externo o interno.
  • Sensores de presión y temperatura.
  • Válvulas.
  • Serpentines colocados en V o en vertical (convencional).
  • Condensadores en V o en vertical.
  • Evaporadores de placas o de casco y tubo.
  • Arrancador de estado sólido o estrella delta.

Mantenimiento preventivo

Los programas de mantenimiento preventivo consisten en soluciones que permiten detectar anomalías repetitivas o esporádicas. De esta manera, se reducen las probabilidades de problemas en el funcionamiento y se incrementa la vida útil del chiller. Los expertos recomiendan la siguiente periodicidad:

Mantenimiento semanal

Este no suele realizarse por expertos en mantenimiento de chillers en CDMX, sino por el personal interno. Abarca la revisión de los parámetros operativos registrados en bitácoras. De esta manera pueden detectarse anomalías en el funcionamiento diaria, además mirillas en las líneas de refrigerante.

Mantenimiento mensual

Se realiza por expertos y abarca las revisiones de:

  • La unidad para detectar componentes dañados o sueltos, además de las fugas de refrigerante.
  • Resistencias calefactoras de aceite y compresores.
  • Refrigerante y aplicación de pruebas para determinar su nivel.
  • Presión de aceite en compresores.
  • Protecciones de sobre amperaje.
  • Caída de presión de las piedras de deshidratación.

Mantenimiento anual

Los expertos incluyen este en sus programas de mantenimiento preventivo.  Usualmente, abarcan los siguientes puntos:

  • Chequeo del aislamiento térmico.
  • Aplicación de pintura en caso de ser necesario.
  • Inspección y limpieza del panel de control.
  • Meggeo del motor del compresor.
  • Chequeo y apriete de las conexiones de fuerza y control.
  • Análisis vibratorio del compresor.
  • Aplicación de test de acidez en el aceite del compresor.
  • Service testing.
  • Limpieza de condensadores. Según las condiciones del serpentín, también se aplica el peinado.
  • Apriete de tornillos en compresores y soportes de los motores de ventilación.
  • Chequeo de conectores y, en caso de ser necesario, reemplazo.

Mantenimiento correctivo

Consiste en una mayor intervención en el equipo, ya sea para reparar los componentes dañados o reemplazarlos. El servicio se determina con base en los resultados arrojados durante el mantenimiento preventivo.

Si desean que expertos en mantenimiento industrial en CDMX los respalden para que su chiller esté en óptimas condiciones, contáctennos. Soliciten más información a través de las líneas (55) 1560 2618, (55) 6234 6389 o llenen el formulario disponible en nuestro sitio web.


0 Comments


Would you like to share your thoughts?

Would you like to share your thoughts?

Leave a Reply